Archivo

Entradas Etiquetadas ‘San Telmo’

117. LA ENFERMEDAD DEL BIENESTAR – I –

martes, 13 de abril de 2010 Comments off

Página Abierta al Conocimiento,

en la vanguardia intelectual de Occidente…:

ÉTICA & ESTÉTICA

Baluarte de la LIBRE Expresión

Autor: Jorge Mª Ribero-Meneses Lázaro. Obra registrada
Definición de Moral y de ÉTICA:
Parcela del comportamiento humano que preconiza el predominio del BIEN sobre el MAL, entendido aquél como la DEFENSA a ultranza de la BONDAD y de la VERDAD, y otorgando siempre la supremacía al RESPETO de los intereses de los más débiles.

– Soneto 2351 –

Definición de ÉTICA & ESTÉTICA

Nuestra única Ley es la Hermosura,

nuestra Pasión, sólo una, la Verdad,

sentimos Devoción por la Bondad,

e innata inclinación por la Ternura.

Rendimos culto, sólo, al alma pura,

a la que no conoce la Ruindad

y labra en la Nobleza su beldad

y en la Honradez su estampa y su figura.

Nuestro mayor demonio es lo vulgar,

nuestro Ángel predilecto, la Alegría,

nuestro horizonte ideal es siempre el Mar

y nuestro paisaje…, la Armonía.

Nuestra Felicidad estriba en dar,

tal es, en fin, nuestra filosofía.

Archivo Serie Completa: www.fundaciondeoccidente.org
www.etica-and-estetica-com
Vinculada a: www.iberiacunadelahumanidad.net
http://picarox.blogspot.com/p/etica-estetica.html
13 de Abril 2010

117.Una vida de novela… y la novela de la Vida

Capítulo 103: LA ENFERMEDAD DEL BIENESTAR: causas ciertas del Alzheimer y de la Demencia Senil – I –

LANDERTXU LERTXUNDI y El KÓNDOR, procedentes de dos Universos completamente distintos, han coincidido en un mismo lugar y a la misma hora y no se ha producido ninguna de aquellas paradojas espacio-temporales que tanto aterraban a Michael J. Fox y a su extravagante y genial amigo inventor, en las tres películas de la serie Regreso al Futuro protagonizadas por ambos y a las que personalmente tengo por las más GENIALES que ha producido el Cine de aventuras y de entretenimiento en toda la historia del Séptimo Arte.
Sí, los universos de dos personajes introitales tan destacados como El Kóndor y Lertxundiano (Pololita & Robescarmen: “-¡No le llames así, Nene, pobrecito niño!”), han confluido hoy a eso de las ocho de la tarde, mientras el segundo de ellos empalmaba, sin solución de continuidad, una papilla de frutas, una papilla de cereales… y una mamada monumental. El Kóndor, por su parte, se hallaba en un proceso de mudanza de su plumaje que ha emprendido con el fin de afrontar, renovado, una nueva y apasionante etapa de su vida, convertido ya, para empezar, en personaje novelesco.
Lertxundiano zampando a lo bestia y El Kóndor mudando plumaje, podrían ser las consecuencias de esa paradoja espacio-temporal que nunca llegó a darse en Regreso al Futuro pero que sí parece tener vigencia en ese auténtico Regreso al Pasado que ha supuesto mi retorno a la Villa marinera de Zamalla = Zumaia = Zumaya, escenario de mis deliciosos veraneos infantiles y, desde Septiembre 2009, redescubierta Cuna guipuzkoana de la Humanidad
Cuna de la Humanidad que, por cierto, celebra estos días sus largas y frenéticas Fiestas de San Telmo con toda su población vestida de azul marino, como corresponde a la Fiesta del Santo Patrón de los Pescadores… Fiesta que os recomiendo vivamente a todos cuantos me leéis, tanto por el ambientazo que la preside como por el espectáculo insólito, irrepetible a escala planetaria, de ver a una población entera (de cerca de 10.000 habitantes) compartiendo una idéntica indumentaria configurada por un blusón amplio y por una falda o pantalón, ambos azul marino, completados con un pañuelo de cuadros grises, blancos y azulados, anudado al cuello. Y en el caso de los hombres de mayor edad, con la característica boina negra baska. Todo un espectáculo digno de verse, el de una población entera vistiendo de azul marino. Espectáculo que resulta particularmente conmovedor para quien a lo largo de toda su infancia y primera juventud, tuvo como uniforme escolar, en el Colegio San José de Valladolid, un traje azul marino. Y para quien, años más tarde, las circunstancias de la vida le iban a llevar a cambiar ese elegante uniforme del que por aquellas calendas era uno de los Colegios más selectos y afamados de España, por la bata azul marino de sus años de permanencia en el Almacén de la empresa barcelonesa Materiales para la Industria, S.A. (MINSA).
¡AZUL, siempre AZUL…! Y tras el azul, ¡el MAR, siempre el MAR…!
(A falta del uniforme santelmiano y para que no se diga que no hago todo lo posible por integrarme en la forma de vida zumaiarra, me he vestido completamente de azul marino y hasta he suplido el pañuelo reglamentario con una camisa a rayas, con un color muy semejante al de aquéllos. ¡Que conste en acta!).
Pero dejemos al color azul de los Zumaiarras por San Telmo y al Kóndor y a Landertxu Lertxundi desarrollando su incipiente amistad y vayamos con el asunto que hoy nos interesa y al que he mantenido en estado de letargo durante tres meses, para sorpresa de otro protagonista estelar de La Novela de la Vida: el Moisés del Montseny, Mikel Ángel Navarro. Tocayo, por cierto, del Kóndor: Mikel Angelo Muguerza…
En efecto, han pasado ya varios meses desde que me ocupé del asunto al que hoy quiero referirme, a través de un Introito que titulé más o menos de este modo: Probable razón INÉDITA del Alzheimer y la Demencia Senil.
A través de aquel Comentario y partiendo de la base de que mi capacidad de trabajo y mi propia resistencia física se hallan ya ampliamente desbordadas con la elaboración diaria de esta Página Abierta, recabé la colaboración de alguno o algunos de vosotros para que se ocupara de hacer llegar a la Organización Mundial de la Salud mis aportaciones sobre la que podría ser una de las principales causas, si no la mayor, del crecimiento galopante de las enfermedades mentales en nuestro Siglo, asociadas a la edad avanzada y, generalmente, a la ausencia de actividad intelectual.
Mikel Ángel Navarro reaccionó de forma inmediata ante mi escrito y, pensando en remitirlo de inmediato a ese Alto Organismo Internacional, por una parte indagó cuáles eran sus principales Sedes y, por otra, se preocupó de adaptar el Introito que yo os dirigí, al formato de una Propuesta formal, en toda regla, capaz de llamar la atención y de interesar a esa Alta Institución, la O.M.S., dependiente de la Organización de las Naciones Unidas.
Hace no menos de dos meses que sucedía todo esto y ante la trascendencia del asunto y no queriendo desperdiciar una oportunidad tan preciosa, decidí tomarme un tiempo para recapacitar sobre el particular, pensando en enriquecer esa propuesta con alguna otra sugerencia paralela que la complementara y le diera mayor solidez.
Así las cosas y al calor del terremoto que ha conocido mi vida a lo largo del pasado fin de semana, coincidente con la Fiesta Grande de Zumaia, he decidido coger el toro de este asunto por los cuernos y rematar al fin lo que inicié hace tres meses, uniendo a mi propuesta inicial como causa principal de la pandemia de enfermedades seniles, una segunda propuesta cuya reflexión me ha ocupado a lo largo de este tiempo y que, estrechamente relacionada con la que ya conocéis, despeja ampliamente, a mi juicio, todos los interrogantes que hasta la fecha ha venido suscitando la desbocada y frenética progresión de las enfermedades seniles en la sociedad occidental contemporánea.
Con el fin de proceder de una manera ordenada y lógica, en mi Comentario de hoy martes 13 de Abril voy a empezar por reproducir la primera parte de mi diagnóstico personal sobre el origen del Alzheimer, una vez cribado por Mikel Ángel Navarro con el fin de presentarlo en el Alto Organismo Internacional competente. Y mañana y pasado mañana (si el Torpedero Introital Landertxu lo permite…) remataré todo este asunto con mi exposición sobre las otras tres o cuatro grandes razones que están determinando el que la longeva población occidental a la que no han conseguido doblegar ni el cáncer, ni los accidentes de circulación, ni las dolencias cardiovasculares…, esté viéndose azotada y diezmada, en masa, por las demencias seniles, con el agravante de que éstas están empezando a manifestarse a edades cada vez más precoces y tempranas. En mi experiencia personal, no menos del 80% de las personas que han superado los 60 años de edad, muestran signos inequívocos de haber emprendido el camino que desembocará en cualquiera de las distintas formas de demencia senil hasta ahora conocidas y que no cesan de producir nuevas versiones o variantes a las que la Medicina se apresura a catalogar y poner nombres, con el fin de tratar de disimular su manifiesta incapacidad para descifrar su origen, así como para determinar un tratamiento que permita combatirlas e, incluso, reducirlas hasta llegar a desactivarlas.
La Medicina se muestra impotente y desbordada frente a la progresión galopante de las demencias seniles y ojalá que sus principales rectores a escala internacional posean la inteligencia y la modestia que se requieren para, admitiendo esa impotencia, escuchar y atender la voz de especialistas de otras disciplinas que, como quien suscribe, también tenemos algo que decir sobre un problema que, desde el momento en que nos incumbe y nos amenaza a todos, no puede ni debe ser considerado como de la competencia exclusiva de una sola Ciencia…
Y ahora, vayamos ya con mi primera Propuesta sobre el porqué de la actual Pandemia de Demencias Seniles, a partir de la lectura que Mikel Ángel Navarro ha hecho de mi Introito 42, remitido a todos vosotros el sábado 16 de Enero…:

No hay cerebro capaz de asimilar y de procesar el brutal bombardeo informativo que hoy sufrimos los habitantes de los Países Occidentales. La presión de la todopoderosa Actualidad acaba imponiéndose sobre la triste realidad de la
cada vez más limitada capacidad de almacenamiento de nuestras memorias, acribilladas desde todos los frentes con informaciones de toda índole, que primero se van archivando ordenadamente en nuestros cerebros y luego, cuando éstos empiezan a estar colmados, se amontonan sin orden alguno en ellos, para a la postre desbordarse y empezar a desaguar Memoria torrencialmente, a imagen y semejanza de los embalses de nuestros ríos, cuando el agua rebosa su capacidad de almacenamiento.

 

Nadie ha caído en la cuenta de que una de las causas, si no la causa principal del crecimiento galopante de las demencias seniles y de los alzheimers en la Sociedad Occidental, puede hallarse en esa tromba de informaciones, por lo general negativas, dramáticas, desagradables y adversas que reciben unos cerebros como los de las personas de mayor edad que, escasos de riego sanguíneo, esclerotizados y convertidos en virtuales cementerios de neuronas, se muestran incapaces de asimilar ni siquiera una milésima parte de las novedades que reciben día tras
día. Por eso esos cerebros se cierran, se blindan, y en una suerte de ¡Basta ya! lanzado al mundo circundante, se niegan a seguir padeciendo ese inclemente bombardeo. Es entonces cuando nuestros ancianos pierden la memoria completamente o, en el mejor de los casos, guardan en su disco duro lo mejor, más precioso y entrañable de su vida pasada y rebotan sin contemplaciones todo lo que reciben de nuevo, ya se trate del bombardeo despiadado de la Diosa Actualidad ya, simplemente, de las novedades que se producen en el entorno familiar y social.

 

Están gastando fortunas en buscar un remedio para el Alzheimer, cuando es notorio y manifiesto que su principal antídoto debe de ser la reducción drástica del tiempo que las personas de mayor edad se someten al despiadado bombardeo informativo que hoy sufrimos, dosificándoles las novedades y limitándolas, exclusivamente, a noticias agradables y amables que no les perturben en absoluto sino que, antes al contrario, les procuren distracción y solaz. El programa de TVE, España en Directo, que se emite todas las tardes, es el único relativamente apto para las mentes de nuestros mayores, porque les hablan de recetas de cocina y de otras cuestiones domésticas que les son muy familiares y, para mantenerles informados respecto a la única parte de la Actualidad que les interesa, que es la climatológica, les inflan a imágenes de nieve, de lluvia, de temporales o de olas de calor, a tenor de la época del año que corresponda. Imágenes que ellos
ven regocijados desde el confort de sus cocinas o del cuarto de estar de sus domicilios, a buen recaudo de todos esos accidentes meteorológicos pero disfrutando de su espectacularidad y pensando a cada instante: -¡Qué bien estoy aquí yo en mi casita, a resguardo de todo eso que resulta tan bonito de ver y tan duro de pasar!

 

No, no es ninguna casualidad el que el 100% de los Españoles de mayor edad sigan apasionadamente todas las emisiones de España en Directo… Pues bien, ahí tenemos una de las mejores armas para combatir el Alzheimer y la Demencia Senil: a tenor de la capacidad y del hábito intelectual de cada uno, ya desde los 50 años deberíamos empezar a racionarnos cuidadosamente la Información, procurando huir, en defensa de nuestro cerebro, de las más negativas y adversas y envolviéndonos en los algodones de las novedades venturosas y agradables. Fabricar una burbuja, en suma.

 

Todos nosotros, sin excepción, somos firmes candidatos a la Demencia Senil o a esa Idiotización Crepuscular Vegetativa (I.C.V.) a la que llaman Alzheimer. ¡Y no digamos ya aquellos, jóvenes o no tan jóvenes, que se están triturando el cerebro a base de alcohol, droga, tabaco, “música” atronadora, comida excesiva y sexo a destajo…! Otro despropósito más que ha consagrado nuestra generación: el de que hacer el amor desarrolla la inteligencia… Hacerlo muy moderadamente es sano, pero practicarlo a diario como hacen muchos, es una aberración. O, si se prefiere, la mejor forma posible de suicidio cerebral. Sobre todo si, además y como suele ser habitual, se practica por costumbre y sin pasión ni ilusión. Esto último, no ya tritura el cerebro sino que lo pulveriza

 

Si tuviera que ponerle un nombre a esa degeneración cerebral hoy tan extendida, cuyas raíces he desentrañado en los párrafos precedentes y que constituye la antesala del Alzheimer o I.C.V., la llamaría SATURACIÓN CEREBRAL DEFENSIVA (S.C.D). Porque las personas que la padecen conservan su capacidad de raciocinio intacta o casi intacta, pero demuestran hallarse absolutamente desbordadas. Léase, saturadas. Son como una esponja que ya no es capaz de absorber y retener más líquido…

 

He aportado una visión absolutamente inédita respecto al
porqué de la pandemia de demencias seniles/alzheimers que sufre el Mundo Occidental, por mor de una longevidad sin precedentes en la Historia, para la que nuestros cerebros no se hallan preparados…, y que choca también con ciertas degeneraciones de la sociedad occidental de este siglo, a las que me referiré en mis próximos Introitos sobre esta misma materia.

 

Un beso, una sonrisa y una flor y hasta mañana, aconsejándoos dedicar unos minutos al visionado y lectura del PPs del día que nos ofrece Arantxa Zabala y cuyo contenido entronca con cuanto acabáis de leer. Y si disponéis de tiempo para ello, ved y escuchad también estas alegres y vivaces Pullas de amor que nos brinda Lurdiña y que tan armoniosas y estimulantes van a resultaros.

 

Arriba, en el epígrafe de mi Introito, la puerta de acceso al PPs
de Arantxa, a continuación, el enlace hacia el vídeo musical de nuestra entrañable Poetisa gallega…

 PULLAS…: http://www.youtube.com/watch?v=aUCObvSQVPk&feature=related

 PILATESPARAELCEREBRO_buenconsejo_1.pps